jueves, 26 de noviembre de 2015

Rajoy y yo, tenemos una cosa en común.

Sí, nunca pensé que eso sería posible, pero acabo de descubrir que Rajoy y yo tenemos una cosa en común. Ambos tenemos un hijo de 10 años.

Y creo que ahí terminan todas nuestras semejanzas.

Hace un par de días, padre e hijo protagonizaron esta escena en un plató de radio:



Mi hijo también puede resultar un poco repelente de vez en cuando, y suele contestar lo que piensa, cuando dice que algo le gusta, es que le gusta. Pero es cierto que ya domina bastante el lenguaje como para expresar su disgusto con algo de manera respetuosa y suave. No creo que nunca dijera de nada (y sobre todo de nadie) que es "una basura" (pero bueno, tampoco nos lo oye decir a los adultos de casa, jamás).

Aun así, y todos los que tengan hijos lo sabrán, en cualquier momento un chiquillo la puede cagar, y generalmente eligen los momentos o lugares más inapropiados para eso. Por ese motivo, no pienso entrar aquí a juzgar si ese chaval está bien o mal educado, aunque admito que tengo bastantes prejuicios sobre la clase de valores que priorizan sus padres.

Lo que sí que me choca, y bastante, es la reacción del padre ante la cagada del hijo. No, efectivamente, no le ha partido el cuello, hasta leo en los medios de comunicación que fue una "colleja cariñosa" (fueron dos, realmente). Yo, sinceramente, no le veo nada cariñoso a ese acto. Ni constructivo, ni pedagógico, ni aceptable, ni mucho menos respetuoso. ¿Te imaginas que en lugar de ser el hijo es la mujer? ¿Te parecería "cariñoso"?

Y esa es la única reacción del que se supone que es su educador y referente, ni siquiera le dice algo como "oye, esto que acabas de decir es muy incorrecto, ya podrías ir pidiendo perdón a quién has podido ofender". Para su defensa, quizás lo haya hecho luego, pero sinceramente, apostaría a que no.

En resumen, presenciamos aquí a un chaval que con un comentario humilla a un hombre, y un padre que con su gesto humilla al chaval. Pero ninguno de los "humilladores" repara su cagada. Pero parece que a nadie le choque eso. Es más, seguro que en breve veremos en nuestro muro de Facebook alguna imagen de tipo:


Pero tengo ganas de gritar que NO. Me gustaría más ver esto: 



Ni ese niño, ni el tuyo ni el mío necesitan collejas, lo que necesitan son modelos sanos, valores, empatía, respeto, cariño, dedicación. Eso es más complicado de ofrecer que una colleja, por "cariñosa" que sea. Precisa tiempo, paciencia, precisa incluso cambiar algunos hábitos a veces. Algunas collejas seguro que tienen resultados inmediatos, la educación de verdad precisa mucho más tiempo pero sus resultados son durables, y no se basan en el miedo sino en los valores.

Enfin, si algo positivo hay en este vídeo es que Rajoy dice una verdad ! Cuando el locutor le manda el zasca al niño diciendole "pues no voy a votar a tu padre", nuestro presidente le contesta "con toda la razón". Y TANTO. Yo tampoco voy a votar a tu padre, chaval, pero no porque hayas hablado de manera muy poco respetuosa, sino porque me gustaría ver por una vez a alguien que gobierne de verdad para los españoles. Todos ellos.




lunes, 5 de octubre de 2015

El día en que tuvimos unas vacaciones ecológicas con los niños

No siempre es fácil decidir adónde irnos de vacaciones con los niños. Queremos un sitio con descanso, pero con actividades, adaptado para los niños, pero también para los mayores, en un lugar dónde poder hacer escapaditas chulas, pero sin masa turística...

Este año, encontramos un sitio que reunía todos estos requisitos. Fuimos a Vinyols Camp, un camping ecológico en Vinyols i els Arcs, muy cerca de Cambrils, Salou y Tarragona. 

Se trata de un camping donde puedes acampar o alojarte en casitas de madera. Nosotros somos demasiado comodones para la tienda de campaña y optamos por una casita de madera, con dos habitaciones, cocina-comedor y una terracita ideal para las comidas.



En el camping, además de los alojamientos, hay una granja con animales, una piscina para peques y mayores, una zona de juegos, un restaurante, un pequeño lago con ranas y renacuajos, un huerto ecológico y muchos árboles. 




La granja con animalitos, sin lugar a duda, es lo mejor del camping para los niños. Cada mañana y cada tarde se puede ir a darles de comer. Nuestros 2 peques (7 y 10 años) se levantaban solitos por la mañana para no perderse el momento.



Sentarse en la terracita con un café y ver a los chicos llegar con una gran sonrisa, los pies llenos de barro y mil historias que contar, no tiene precio.



Durante el día, te puedes cruzar con las ocas, las ovejas, alguna gallina y las dos cerditas correteando por el camping. También te puedes acercar al caballo y al burro, que suelen estar atados a un árbol, ah, y a la perra del camping, el ama incontestable del lugar.



Cada tarde, el camping organizaba alguna actividad para todos : recoger higos, vuelta en el carro del caballo, gincana, talleres, etc.

Nosotros estuvimos una semana allí, a principios de septiembre. Disfrutamos mucho del camping, pero también hicimos algunas escapadas :

Delta del Ebro 

Fuimos primero a Deltaventur, es un parque de multiaventuras, donde puedes hacer escalada, tiro con arco, puentes tibetanos, tirolina (la tirolina es una pasada) y quads (pero cuando fuimos nosotros, estaban estropeados).



Nos llevamos el picnic y comimos allí, pasamos un día en grande tanto los peques como los mayores. Lo mejor de todo, el monitor hiperactivo y simpatiquísimo que nos atendió (Antoni).


Cuando acabamos (un poco reventados) subimos a un barco de esos que te dan un paseo por el Ebro después de llenarnos el estómago de pastissets de boniato.

Coves de l'Espluga

Una visita muy chula que recrea un recorrido por la vida de los hombres prehistóricos dentro de una larguísima cueva. La visita es con guía, es muy amena y a los chicos les encantó. Para los aventureros, también hay una ruta-aventura por el río subterráneo de la cueva.

Después de la visita nos dimos una vueltecita para ver el lugar de donde sale el río de la cueva



Salou

Fuimos a cenar un día, conseguimos no arruinarnos cenando pizza, luego nos esforzamos en subir los niveles de colesterol y azúcar con un escandaloso gofre después de gastarnos uno cuantos euros en una sala de recreativas



Tarragona

Pasamos un día entero allí, y nos enamoramos de esa ciudad, preciosa e ideal para callejear.



Cuánta historia junta, y qué bien conservado y organizado todo. Fuimos al centro de información turística nada más llegar, nos dieron un plano y nos indicaron la ruta romana. Es muy práctico porque todo está juntito en el centro histórico.



A pesar de la lluvia, los niños aguantaron como campeones. Eso sí, acabaron reventados.



Parc Samà
Está muy cerquita del camping. Es un jardín botánico con plantas y animalitos, lago y cascada. Pasamos allí una mañana y nos comimos el pic-nic entre patos y pavos reales



Fueron unas vacaciones completitas, pero también relajantes, y todos los pasamos muy bien. Posiblemente repitamos la experiencia de este camping, ¡aunque sea para una escapadita de finde!


viernes, 2 de octubre de 2015

El día en que mi hijo NO toleró un insulto racista

Como todos los padres, intento educar a mis hijos lo mejor que puedo, y sobre todo enseñarles los valores que me parecen importantes para que sean hombres buenos, honrados y felices. 

Como todos los padres, algunas cosas las hago bien, y otras, menos, pero tampoco quiero ser una madre perfecta, que horror debe ser que tu madre sea perfecta. 

Pero ayer fue uno de esos días en que mi corazón de mamá se llenó de orgullo por lo que me contó mi hijo (y también sus compañeros).

Volvió a casa explicando que en la hora del recreo del comedor, mientras estaban jugando un grupo de amigos, una niña le gritó un insulto racista a un niño cuya piel tiene el precioso tono que le dio el generoso sol Dominicano. Ese niño, es amigo de mi hijo, y el insulto, obviamente, le partió el corazón... ¿cómo podría entender un niño de 10 años que se le insulte a causa del color de su piel?

Siempre les explico a mis hijos, que cuando ven una injusticia muy grande y se quedan callados, y no actúan, entonces, son cómplices de esa injusticia, todos nos tenemos que echar una mano, es una obligación moral defender a quien vemos sufrir una injusticia. Y parece que mi hijo mayor se acordó de este mensaje, porque según sus compañeros, saltó a defender a su amigo, "sin las manos, sin insultar, pero se lo dejo claro clarito a la niña", y luego, fue a comunicárselo a un adulto. 



Fue el único que reaccionó, pero sus amigos quedaron admirativos, estoy segura que después de ver que era posible hacer algo frente a esas palabras intolerables, muchos de ellos también serán capaces de reaccionar la próxima vez que oigan alguna barbaridad de esas. 

Ese fue uno de los días en el que cuando entras en la habitación de tu hijo antes de acostarte piensas "te estás haciendo un hombre de verdad, algo habré hecho bien" y recuperas un poquito de esperanza en la humanidad. 

viernes, 18 de septiembre de 2015

El día en que me entraron ganas de meter collejas : crianza respetuosa NO es dejar de educar.

Está muy de moda hablar de crianza o educación respetuosa/positiva/con_apego/consciente/loquesea.

Llevo 10 años criando a tiempo completo a uno, luego dos pequeños humanos de sexo masculino, movilidad alta y belleza indiscutible (así, como para demostrar mi gran objetividad :P) y desde antes  de que nacieran ya sabía que los iba a educar con respeto, con cariño, sin violencia, algo bastante evidente cuando a ti mismo te han educado así.

Pero últimamente, me he cruzado con algún que otro padre que me ha dejado boquiabierta y ojiplática viéndoles hacer auténticas barbaridades en nombre de la crianza respetuosa, despertando el deseo de administrarle (respetuosamente) al padre o madre una buena colleja.


¿Qué es, y qué no es la crianza positiva? Este es mi modesto punto de vista:

Priorizar las necesidades del niño: 


Sí: Está claro que si acabas de tener uno de esos pequeños seres que necesitan de manera constante teta/brazos/consuelo/teta/aseo/teta/brazos/teta y piensas que vas a seguir viendo series tranquilamente echado en tu sofá, comiendo con ambas manos o duchándote cuándo quieras, no estás siendo realista (o eres noble/rico y tienes un equipo de cuidadoras para servirte). Cuando decides acoger a un peque en tu hogar, vas a tener que cambiar de prioridades y adaptar horarios, curro, salidas, y básicamente todo lo que solías hacer en un día normal.

No: Eso tampoco significa que tengas que volverte esclav@ y sirviente de ese pequeño ser más o menos mocoso. Si te olvidas de ti mism@, si no te las apañas para tener ese momento para ti, si no te organizas alguna salida o actividad que te guste a ti, pues bueno, te podrás ganar la medalla de padre o madre más entregad@, pero de nada te servirá si no eres un padre/madre feliz.

Cuando veo: a padres y madres que en el camino de la crianza se olvidaron seguir siendo ellos mismos y luego les reprochan a sus hijos "yo, que lo sacrifique TODO por ti, como puedes....". Pues...  visualizo una colleja.

La confianza


Sí: creo que es importante ser sincero con los niños, primero porque ellos no son imbéciles, y segundo porque es la única manera de pretender que ellos lo sean contigo.

No: tus hijos NO te dirán siempre la verdad, hagas lo que hagas. ¿Acaso tú no mientes nunca? Cuando tu peque te asegure que claaaaro que se ha lavado los dientes, con un trozo de lechuga colgando entres dos incisivos, seguramente, no lo ha hecho. Y cuando te explique que TODA la culpa era de otro, que él es totalmente inocente y no se merecía el castigo del cole, posiblemente sea necesario matizar un poco. Y no lo va a hacer con mala intención, él es un niño, su mundo tienes otras dimensiones y el centro de su mundo es él.

Cuando oigo: a padres incapaces de darse cuenta de que la versión de su hijo no es la única aceptable y defendiendo hasta la muerte que "si mi hijo ha dicho que eso ha sido así, es que ha sido así, diga lo que diga el resto del mundo". Pues...  visualizo una colleja.

Tomar decisiones


Sí: para aprender a ser responsables, los niños deben ir tomando poco a poco sus propias decisiones. También deben equivocarse en sus decisiones y asumir las consecuencias.

No: un niño no puede decirlo todo. Ser capaz de decidir también significa hacerse responsable de las consecuencias de tal elección. Tu peque por ejemplo es capaz de elegir su camiseta para hoy, o decidir que no quiere más puré. Pero no puede exigir que le compres ESA camiseta, ni pretender que le prepares otra cosa para comer porque el menú de hoy no es de su agrado.


Cuando oigo conversaciones como:
- ¿Pero entonces qué quieres para merendar? ¿Una manzana?
- (a ver, voy a morderla un poco y la dejo) NO
- Vaya ¿Un yogur?
- (lo abro pero al final no lo quiero) NO
- ¿Un petit suisse?
- (pues este lo voy a tirar en el suelo) NO
- ¿Una galletita?
etc...
Pues... visualizo una colleja.

La libertad, y sus límites


Sí : tu pequeño necesita descubrir el mundo y eso no se puede hacer en un ambiente excesivamente rígido y estricto concebido por y para adultos medio maniáticos. Adaptar el entorno de tu hijo a su edad es una buena idea para una convivencia feliz.

No: eso no significa que su necesidad de descubrir cosas justifique que se le permita hacer TODO lo que quiera sin ningún tipo de límites, pasándose por el forro las normas y/o valores del hogar e incluso poniendo en peligro su integridad (o la de otros).

Cuando veo: a padres cuyo principio número uno parece ser no pronunciar nunca la palabra NO (o no asegurarse de que la cumplan) y a niños arrancando hojas de libros sin que nadie se inmute, subiéndose sobre una mesa de cristal o paseándose con unas tijeras gigantes (porque han decidido cortarse el pelo...) (sí sí).
Pues... visualizo una colleja.



La educación con respeto, con apego, positiva, llámalo como quieras, debería aplicarse mucho más en esta sociedad, aún es demasiado común ver a padres que no dudan en descalificar a sus hijos, incluso llegan a insultarles y/o pegarles. Muchos consideran aún al niño como un ser inferior un poco estúpido o simplemente reproducen consciente o inconscientemente el tipo de educación que recibieron.

Pero una cosa es educar con respeto, y otra muy diferente es pasar de educar. No importa que lo hagas por convicción, por ignorancia o por pasotismo, las consecuencias sobre los niños pueden ser devastadoras, desde hacerse mucho daño de pequeño (que con suerte se soluciona con una visita al hospital) a crecer sin ser capaz de asumir responsabilidades, sin capacidad de esforzarse, sin  demostrar respeto a los demás, con mucha inseguridad y así, no se puede ser feliz.

Dale amor incondicional a tu hijo, pero no te olvides de ponerle limites en su camino, que sino lo estás haciendo conducir por una carretera sin vallas de seguridad, y eso, es muy peligroso (y me da muchas ganas de meter collejas.).

Y tú, ¿también te cruzas con ese tipo de padres?

miércoles, 16 de septiembre de 2015

El día en que me harté del fake de los 400€ para refugiados

Todos tenemos en las redes sociales, especialmente en Facebook,
- algún@ amig@ que te invita a todos los juegos
- algún@ amig@ que sólo habla de su partido político
- algún@ amig@ que comparte hasta el color de la caca de su bebé
- algún@ amig@ que te manda oraciones, vírgenes y angelitos
- algún@ amig@ que publica mil fotos de su gato
- algún@ amig@ que te llena el muro de selfies con morritos
- algún@ amig@ que se pasa el día quejándose de algo
- algún@ amig@ que publica mil vídeos graciosos (o no)
- algún@ amig@ que difunde bulos sin siquiera saberlo
etc...

A mí, me gustan todos, cada uno es como es, y la verdad, si no tienes ganas de ver algo, no lo mires, o configurate bien lo que quieres ver o lo que no. Pero tengo que confesar, que esta última categoría, la de los bulos... me pone bastante histérica. Que alguien difunda sus ideas, por diferentes que sean de las tuyas, ok, pero que difunda falsedades, sin siquiera saberlo, que solo benefician a algunos extremistas, generalmente fachas, me saca de quicio. 

La última moda, el bulo que lo peta en estos momentos, es que a los refugiados Sirios se les da un piso y 400€ por cabeza, 1200€ para una familia con un hijo. 

Y haaaaaala, aprovechemos para que caiga un chaparrón de "los españoles primero"... por favor. En serio. ¿Alguien con dos dedos de frente cree de verdad que en este país en el que ya es difícil de sobrevivir siendo español, se van dando ayudas a personas por el mero hecho de ser extranjeros? Que si los chinos no pagan impuestos, que si los moros cobran más ayudas, y ahora que si los sirios cobran 2 salarios mínimos interprofesionales + piso gratis. Por favor, parémonos a pensar un poquito, y para variar, vayamos a buscar la información, que es bastante fácil hoy en día: 

Mira : 
- una noticia en El Mundo facilita de leer te explica los derechos de los refugiados en España, Alemania, Francia, Suecia, Italia y Reino Unido.  Verás que en España se les mete en unos centros de acogida (hombres separados de mujeres, no está preparado para la vida familiar) y se les da de comer 6 meses. Después de ese plazo, generalmente acaban en la calle.
En Alemania, los más generosos, se les da 143€ mensuales durante 3 meses, y unos 300€ luego hasta que se independicen. 
- si quieres información más detallada sobre los derechos de un refugiado, puedes informarte en la página del CEAR (Comisión de Ayuda Española al Refugiado) o en la del ACNUR (la agencia ONU para los Refugiados)

Entiendo que no todos queremos/podemos leer sobre el tema, ok, tenemos problemas, vidas ajetreadas, otras prioridades, no estamos muy acostumbrados a leer y a buscar información, ok, no leas si no quieres, pero te lo pido por favor, querido amigo de Facebook que comparte bulos sobre los refugiados, deja de hacer eso, son animaladas que solo hacen crecer el odio, si no quieres ayudar, no ayudes, pero no estorbes. Ya sé que lo hiciste sin darte cuenta, pero ahora, ya sabes. 






Y si en adelante piensas seguir compartiendo imágenes con informaciones "escandalosas" sin contrastarlas, te voy a dar un truquillo muy fácil y rápido : si pone "los españoles primero", si dice que los extranjeros tienen mejores condiciones que tú, seguramente, es mierda facha, tírala a la basura. Gracias. 



jueves, 18 de junio de 2015

Carta abierta al Community Manager del programa X tantos de la Iglesia Católica

Esta mañana revisando mi Twitter rapidito para ver si pasaba algo en el país que tuviera que saber antes de ir a clase, me encontré con un tweet publicitario de la Iglesia católica, pidiéndole al contribuyente que marque la X de la Iglesia en su renta.

A pesar de mis intentos internos de convencerme de no pinchar, a los pocos segundos estaba leyendo algunas respuestas al tweet hasta que leí esto:

¿Que la Iglesia Católica en España "solo" recibe las recaudaciones de la X de la renta? Este hombre (o esta mujer) no sabe lo que dice, por favor. Y mi diablo interior de Atea convencida me dictó este tweet, enlazando a uno de los muchos artículos que detallan las recaudaciones de la Iglesia Católica en nuestro país de aconfesional sólo tiene una mención en la Constitución, y poco más.


Y así siguió la conversación tuitera:

El(la) simpático(a) CM me pasa el enlace a la web de Xtantos donde te puedes descargar las memorias de actividades anuales : http://www.portantos.es/memorias-actividades

Y como a pesar de ser atea-republicana-roja-divorciada-proaborto-proLGTBI soy buena persona, me leí los datos que me pasaban, me bajé la memoria 2013, y vi como se detallaba exhaustivamente cómo se habían gastado los 247 millones de euros que recaudaron aquel año.

A la página 15, detallan los otros ingresos de las Diócesis:



1 - Aportaciones voluntarias de los fieles. 
Desgravan 25% de IRPF a personas físicas, y un 35% de Impuesto de sociedades para las jurídicas. Eso significa que cada vez que alguien hace una donación, el estado recauda menos, es decir que al final, lo pagamos todos al tener una burrada de millones menos en los presupuestos. (burrada muy difícil de calcular por falta de transparencia de los datos)

2 - Asignación Tributaria.
Esa asignación que se vende como "libre" porque solo marca la X quien quiere : MENTIRA, no es libre, y lo pago yo, aunque no marque la X, es muy simple, cuando la Iglesia en 2007 dejo de recibir el complemento estatal, simplemente, se aumentó de 0.5% a 0.7% la asignación de la X, y nos quedamos tan a gusto. Eso significa que, que marques o no la X, ellos ya tienen bien claro cuanto van a recaudar, y esos 247 millones, tampoco estarán en los presupuestos generales.

3 - Otros ingresos corrientes
Pues no sé lo que será ese "otros"...

4 - Patrimonio y otras actividades
Ese patrimonio que no paga IBI, y que nos saca OTRA burrada de millones de los presupuestos. En cuanto a las "otras actividades", están extentas de IRPF o impuestos de sociedades. Entre todo, más o menos, son unos 2.500 Millones de euros que NO entran en las arcas del estado. Además, también financiamos entre todos la restauración del patrimonio de la Iglesia : unos 700 Millones nos cuestan las restauraciones de lugares de culto a todos los españoles.

5 - Ingresos extraordinarios
Pues tampoco sé lo que será. ¿Lotería? :P

Pero espera, que eso no es todo :

- Aportaciones de la X por fines sociales
Unos 120 Millones van directos a asociaciones católicas)

- Profesores de religión
Nos cuestan unos 600 Millones de euros esos profesores que NO pasan oposiciones. Y eso, se paga con dinero público.

- Financiación de centros concertados católicos
4000 Millones, que también pagamos todos los españoles con nuestros impuestos.

- Clérigos funcionarios
Capellanes en hospitales, centros penitenciarios, fuerzas armadas, unos 50 Millones de euros que TAMBIÉN pagamos todos nosotros con dinero público.

En total son 50 + 4000 + 600 + 120 + 700 + 2500 + 247 + burrada = MUCHOS muchísimos millones de euros gestionados/disfrutados por la Iglesia a costa del contribuyente.

Y que no se me malinterprete, no estoy comentando si tal o tal parte de la financiación es util/legítima/comprensible/loquesea o no, solo pretendo subrayar el hecho que lo que aportamos los españoles a la Iglesia NO es solo la X de la renta.

Puede que me deje algo, y seguramente los datos no sean de una precisión absoluta, no he hecho un profundo trabajo de investigación, pero sinceramente, señor (o señora) community manager del programa X tantos... ¿de verdad se puede decir que "solo recibimos la X"?

Yo, creo que no, y no lo creo solo yo, hasta lo reconoce el gerente del episcopado.




domingo, 12 de abril de 2015

El día en que reduje a la mitad mi factura de la luz

Como muchos de vosotros, recibir la factura de la luz no forma parte de mis actividades preferidas, y suele desencadenar una serie de gruñidos y alguna que otra blasfemia.


Y así fue hasta el mes de enero pasado, donde los 271€ de la factura (mensual) me dolieron más que de costumbre.

Decidí que eso tenía que cambiar sí o sí. Aunque la verdad, no sabía ni por donde empezar.

Así que empecé a buscar y buscar por internet, hasta que tuve suficiente material para empezar a actuar.

PASO 1: 
Averiguar cómo gasto la energía y reducir el gasto.
Este es seguramente el paso más importante. Me hice con un cacharro de estos:


que te permiten conocer en tiempo real lo que estás consumiendo de luz. 
Yo lo pillé en Efergy porque leí muy buenos comentarios en la red, pero hay diferentes marcas. La instalación es muy simple, lo puede hacer cualquiera, sólo hay que poner un sensor alrededor de un cable, en el cuadro eléctrico o en el contador, y empezar a leer los datos.

El día que enchufé mi cacharro leí el consumo y me pareció muy alto (marcaba unos 3,5kW). Uno a uno fuimos desenchufando aparatos para ver que es lo que estaba gastando luz. Una nevera. bajó un poquito el contador, muy poco. La otra nevera, otro poquito. El horno, placas eléctrica, TV.. nada, no bajaba el consumo. No quedaba nada por desconectar... oh wait ! Sí, quedaba el calentador de agua ! Lo desenchufamos y pfffffffffiiiiiiiiuuuuuuuu, bajo el consumo de golpe. La madre que parió al calentador eléctrico, ¡pero si no habíamos estado gastando agua caliente en todo el día! ¿Cómo podía gastar tanto? El hecho es que el calentador está encendido TODO el día (y toda la noche). En cuanto baja la temperatura de agua, hala, a calentarla de nuevo. Eso tenía que cambiar.

Así que pille un programador de estos :

por menos de 10€ podía programar mi calentador. Tras varias pruebas, lo programé para que funcionara 1h por la noche (de 5:00 a 6:00 de la mañana) para las duchas matutinas y otra hora por la tarde (de 18:00 a 19:00) para las duchas de los niños. De esa manera, gastando sólo durante 2h/día tenemos agua caliente más que suficiente para los cuatro miembros del hogar, y hay agua caliente a lo largo del día (no está a la temperatura de los infiernos pero esta suficientemente caliente para lavar algún cacharro, lavarse las manos, lo que quieras, de momento, nunca nos hemos quedado sin agua calentita (el calentador es de 100 l.)

Con los datos de mi cacharrito (el contador instantáneo de electricidad) que puedo leer en mi PC o en mi móvil a través de una aplicación, he ido haciendo algunos ajustes más, por ejemplo, me di cuenta que bajar a 15º (en lugar de 18º) los radiadores de las habitaciones cuando no estamos era una muy buena idea, que utilizar el aire acondicionado del comedor en modo "silent" en lugar de "auto", también era una buena idea. Y que dejar PCs encendidos para nada era considerado en casa como falta grave. También hice algún ajuste a los modos de la lavadora y de la secadora, pero eso ya, es porque el cacharrito te vuelve un talibán del ahorro energético.

PASO 2:
Cambiar de comercializadora eléctrica.

Realmente, lo primero que hice al recibir la factura de enero fue llamar a Iberdrola, ellos eran los profesionales, debían de tener alguna solución para reducir este gasto poco sostenible para nuestro hogar y que además había aumentado considerablemente en los 3 últimos años (sin que cambiaran los hábitos de casa). La respuesta fue bastante desalentadora, básicamente, "si es lo que pone en factura, es lo que hay". OK, al colgar el teléfono, mi decisión estaba tomada, iba a cambiar de comercializadora.

Empezó una búsqueda googuelera de la que salieron dos finalistas Hola Luz y Som Energía. Me gustó la transparencia de sus páginas y los precios, mejores que los de Iberdrola. Yo me decidí por Som Energía por dos cosas, porque 100% de la energía que venden es verde, y porque son una cooperativa. Eso sí, para hacerte socio de la cooperativa tienes que pagar 100€ (que te devuelven si te vas, sin condiciones ni período mínimo).

PASO 3
Hacerme desobediente solar

Tras estos 2 primeros pasos, me puse a buscar por la red si habían soluciones accesibles de autoconsumo (un panel solar, vamos), y me encontré con la página de Ecooo.
De momento, descarté la instalación de un kit de autoconsumo (más o menos son unos 500€ a 1000€), aunque creo sí invertiré en uno o dos años.

Pero allí descubrí un proyecto que me sedujo inmediatamente: la desobediencia solar de Ecooo. Se trata de invertir 100€ (o más) en una instalación fotovoltaica, para producir energía limpia.
Resumiendo mucho, tú compras un cachito de instalación de placas solares, tu cachito de instalación + los cachitos de todos los "desobedientes solares" producen energía limpia, y cada kW de energía limpia que produces y va a la red es un kW de energía sucia (petróleo, gas, uranio) que no gastamos. Al cabo de un año, los beneficios se reparten entre los desobedientes (unos 5,8%) (unos 5 eurazos, yeah ! :P)

Uno no invierte por el dinero, obviamente, sino por pasar a ser parte de lo que se piensa que debería ser la producción de energía, y aportar su granito de arena para construir un mundo mejor. Además, las personas que te atienden son majísimas.

RESULTADO

El resultado es fruto del paso 1 (sobre todo) y del paso 2, el paso 3 es meramente ideológico (pero personalmente, me causa tanta satisfacción como el resto)




Para entender los datos, hay que saber que el medidor de consumo lo instalé a mediados de febrero más o menos, y que del 1 al 15 de marzo gastamos menos la calefacción que en febrero.

En mi caso, lo que disparaba la factura de la luz era el calentador de agua, pero también reducimos el gasto de los radiadores y del aire acondicionado.

Mi objetivo es pagar 50-60€ en los meses de calor y 100-150€ en los meses de frío (en una casa de 100m2 con 2 neveras + horno eléctrico + placas eléctricas + calentador eléctrico + lavadora + secadora + 2 adultos + más 2 niños)  y cuando ya tenga controlado el gasto de la luz decidiré si me instalo un kit de autoconsumo. 

to be continued...

Edit: Más truquillos para consumir menos, por aquí :
Por Salvador:
Inventos para bajar la factura de la luz
Autoconsumo: la realidad supera a los decretos

sábado, 28 de marzo de 2015

El día en que dejé de creer en Dios

Cuando yo nací, aun le quedaban unos meses de vida al dictador fascista del que han heredado los dos únicos jefes de estado que he conocido en España, así que, como casi todos los niños y niñas de mi generación, pasé por el bautizo, la educación católica y la primera comunión. Como (¿afortunadamente?) nos fuimos a vivir fuera de España, me libré del adoctrinamiento de las clases de religión.



Como era una niña tan buena como conformista, ni siquiera me planteé que el rollo ese católico pudiera ser una gran mentira, así que me tragué lo de la mujer virgen fecundada por la paloma divina, el reset salvaje de Noé, lo de la omnipresencia y omnipotencia de un Dios que era uno y tres a la vez, y con un ego tan subido que le encanta que sus "hijos" le demuestren su amor recitando padrenuestros.

Hasta me acuerdo que una vez, siendo muy pequeñita, decidimos mi hermana y yo jugar a "angelitos del cielo"... y me acojoné por si eso ofendía al todopoderoso.

Y así fue hasta el instituto, tendría yo unos 12 años cuando una amiga mía me dijo "¿oye, pero tu crees en Dios, de verdad crees que existe?".
Joder... nunca nadie me había preguntado eso. Pero ahora que me lo preguntaban, me daba cuenta que no tragárselo todo, era una opción.

Un par de días estuve pensando en eso, primero tuve dudas, y luego me di cuenta que nada de eso podía ser cierto. Ya estaba segura que los cuentos de la biblia no eran más que cuentos, quedaba saber si existía algún ente superior divino, se llamara como se llamara. Empezó mi época agnóstica, que no sé realmente hasta cuanto duró, antes de acabar como la "atea practicante" que soy ahora.

¿Y tú? ¿Aún te lo crees?

El día en que mi hijo empezó a odiar los deberes

Cuando yo era pequeña, me gustaba ir al cole. Como todos los niños y niñas de los 80, tenía un sólo maestro, 40 compañeros de clase, canicas para el recreo, primeros y últimos de la clase y deberes.

Cuando mi hijo mayor empezó educación primaria, en 2011, yo estaba llena de esperanza, porque pensaba que iba a encontrarme con una educación moderna y avanzada, al fin y al cabo ¡estábamos en el siglo XXI!

Mi ilusión se rompió a las pocas semanas de empezar el cole. Teo empezó a tener "comportamientos inadecuados" en clase, escribía cada vez peor, y sobre todo, empezó a ODIAR LOS DEBERES.



Por supuesto lo comenté con la tutora.
- Es que como no acaba las tareas en clase, tiene que hacerlas en casa, realmente, no son deberes
- ¿Por qué no acaba las tareas en clase?
- Pues porque se aburre, y prefiere hacer otra cosa
- Entonces trasladamos el problema a casa. Así, nunca se va a solucionar ¿no?
- Ay, a ver que hacemos

En ese momento tenía ganas de decirle "Nada, pues cuando yo no acabe de planchar la ropa porque estoy haciendo TU trabajo, te la mandaré en la mochila del niño para que la planches en TU casa."
Pero pensé que no sería muy constructivo...

El problema de mi hijo, era (y sigue siendo, aunque mucho menos) una mezcla entre su disgrafía severa, su alta capacidad cognitiva, el divorcio de sus padres y el carácter cojonero que tiene. Pero esos mismos deberes también los tienen niños de padres inmigrantes que a menudo se ven desamparados frente a unas tareas que a penas entienden, o niños de padres que vuelven a casa a la ocho de la tarde y cuyos abuelos no dan a basto. Y eso es todavía más injusto, pues causa unas desigualdades sociales intolerables en el seno del colegio público.

Pero lo que más me choca es el tipo de deberes que llegan a casa:
- deberes mecánicos (sumas / divisiones / copiar texto)
- listas de ejercicios del libro de texto (parece evidente que el objetivo de tales listas
- tareas sobre cosas que aún no dominan o no se han visto en el aula

No puede ser más aburrido y desmotivante (además de ilógico), y lo peor de todo, muchos profesores/maestros ni siquiera son conscientes de lo que representan esas tareas.

Al principio, me afectaba mucho, ver sufrir a mi hijo, no saber muy bien como ayudarle (los centros educativos no siempre reciben bien a los padres que intentan encontrar soluciones o que no compartan al 100% sus métodos, yo tuve que vivir una experiencia muy violenta con una directora que me acusó de todos los males de mi hijo por questionadora, mentirosa (sí, sí), laxa (¿ah?) y algunas barbaridades más). Pero un día tuve aceptar que mi hijo, siempre iba a odiar los deberes (por lo menos, mientras fueran lo que son hasta ahora), y que yo, lo único que podía hacer era mi deber de madre : aconsejarlo, ayudarlo si lo necesita, y sobre todo, marcarle límites. Y así es como ahora por el reglamento interior de MI CASA: 

1 - Queda prohibido hacer deberes los martes y jueves (porque acabamos muy tarde con el Taekowondo, que también es importante en la vida de mi hijo)
2 - Queda rotundamente prohibido hacer deberes después de las 20:30
3 - Es obligatorio que cada niño abra la mochila y saque la agenda al llegar a casa. Si hay deberes, es el momento de hacerlos.
4 - Se permite levantarse 30-40 minutos antes por la mañana (si el niño lo pide) para efectuar una tarea que no pudo hacer antes.

Para evitar problemas, por supuesto, eso se lo he comentado a la maestra actual, y cuando el niño no puede hacer tareas por cualquier motivo, yo lo apunto en la agenda bien claro, algo como "Teo no pudo hacer deberes ayer porque volvimos a casa tarde".

Con esas reglas, que no creo que sean incompatibles con las del colegio, yo tengo menos estrés, el niño también, y parece que incluso algunas veces no odie tanto hacer sus deberes...

Aún así, yo, sinceramente, los prohibiría, como en Francia.

De momento he firmado:
Petición por la racionalización de los deberes en el sistema educativo español
Y estoy muy de acuerdo con:
Denuncia del CEAPA sobre la sobrecarga de deberes



miércoles, 25 de marzo de 2015

¡Hola Blog!

Pues eso, ¡hola!


Felicidad no es hacer lo que uno quiere sino querer lo que uno hace.
Jean Paul Sartre.